¿Cual de las versiones del rostro de Simón Bolívar considera usted la más acertada?


 

Un análisis al “verdadero rostro de Simón Bolívar”


Hace pocos días el presidente de la republica debelaba en cadena nacional lo que días antes el mismo había anunciado como “El verdadero rostro de Bolívar” que seria mostrado al mundo, pero la imagen mostrada resultó bastante impactante o mas bien desconcertante, incluso noté al propio presidente sorprendido y no dejaba de mirar las imágenes, en algunas ocasiones dirigió su mirada al publico pero luego volvía hacia las dos imágenes digitalizadas de Bolívar, incluso cuando la doctora Lourdes Pérez brindó sus declaraciones al presidente se le veía cara como de confundido pero si mis observaciones son ciertas no seria el único sorprendido ya que de inmediato se encendió un fuerte debate desde las redes sociales hasta la calle que aun después de casi una semana hoy se mantiene y es que a pesar de conservar algunos aspectos bolivarianos como las patillas, el peinado y la ropa y del impacto que causa ver a este grandioso personaje de américa con textura real, pestañas, arrugas y vestigios de una barba afeitada el primer pensamiento que viene a la mente es “se ve diferente por los detalles” pero sin importar el Angulo en el que se le mire resulta un rostro con unas facciones anatómicas totalmente diferentes a sus retratos conservados hoy día desde 1799.

Vemos un rostro parecido al de nuestro libertador pero con muchas mas diferencias que similitudes con sus retratos, para empezar el cabello es muy abundante y poco rizado mas bien lacio desordenado y dirigido hacia adelante, su frente no es muy amplia, el pelo de las patillas parece mas grueso que el del cabello, el cuello es muy largo para una persona de 1,65 m de estatura, la piel es gruesa y da una apariencia hinchada al rostro, la nariz es un poco mas corta y chata y curvada hacia abajo, los labios son mas gruesos y todo el conjunto de la boca y el mentón son mas grandes, las cejas son bajas y poco curvadas, los ojos pequeños con una mirada perdida. El conjunto de características descritas dan la apariencia de una expresión de tristeza y compasión, todo lo contrario a la personalidad de alguien que fue descrito como “recio” “tenas” “astuto” “genio” “altanero” “orgulloso” “incansable” “vibrante”.
Veamos algunas descripciones de personas que conocieron a Bolívar incluyendo amigos y enemigos:

José Antonio Páez

“Bajo de cuerpo; un metro con sesenta y siete centímetros. Hombros angostos, piernas y brazos delgados. Rostro feo, largo y moreno. Cejas espesas y ojos negros, románticos en la meditación y vivaces en la acción. Pelo negro también, cortado casi al rape, con crespos menudos. Las patillas y los bigotes se los cortó en 1.825. El labio inferior protuberante y desdeñoso. Larga la nariz que cuelga de una frente alta y angosta, casi sin formar ángulo. El General es todo menudo y nervioso. Tiene la voz delgada pero vibrante. Y se mueve de un lado a otro, con la cabeza siempre alzada y alertas las grandes orejas.” … “El General es decididamente feo y detesta los españoles”…

Ducoudray-Holstein
(Uno de detractores de nuestro Libertador)

… “El General Bolívar en su aspecto exterior, en su fisonomía, en todo su comportamiento nada tiene de característico o imponente. Sus maneras, su conversación, su conducta en sociedad, nada tienen de extraordinario, nada que llamara la atención de quien no lo conociese. Al contrario, su aspecto exterior predispone en su contra.” … “Su estatura es de cinco pies, cuatro pulgadas; largo rostro, chupadas la mejillas; la tez, de un moreno lívido. Los ojos son de tamaño mediano, muy hundidos. Muy poco cabello le cubre el cráneo. Todo él es flaco y desmedrado” …

Daniel Florencio O´Leary
(En Angostura, 1.818)

… “Bolívar tenía la frente alta pero no muy ancha y surcada de arrugas desde temprana edad -indicio del pensador- Pobladas y bien formadas las cejas; los ojos negros, vivos y penetrantes; la nariz larga y perfecta; tuvo en ella un pequeño lobanillo que le preocupó mucho, hasta que desapareció en 1.820 dejando una señal casi imperceptible.” … “La distancia entre la nariz a la boca era notable. Los dientes blancos, uniformes y bellísimos; cuidábamos con esmero; las orejas grandes pero bien puestas; el pelo negro, fino y crespo; lo llevaba largo en los años de 1.818 a 1.821 en que empezó a encanecer y desde entonces lo usó corto.” … “Su estatura es de cinco pies, seis pulgadas inglesas.” … “La piel morena y algo áspera.” … “Su aspecto, cuando estaba de buen humor, era apacible, pero terrible cuando irritado; el cambio era increíble.” … “Bolívar tenía siempre buen apetito, pero sabía sufrir hambre como nadie.” … “Hacía mucho ejercicio. Nunca he conocido a nadie que soportase como él las fatigas.” …

Bolívar según el Coronel inglés Hippisley
(San Frenando de Apure, 1.818)

.. “Pude observar con atención al general americano mientras él hablaba con mi interprete. Si consideraba yo todo cuanto había oído hablar de él, se me hacía difícil identificarlo con la persona que ahora tenía ante mis ojos. Bolívar es hombre de mezquina apariencia, a quien le darían cincuenta años de edad y no cuenta más que treinta y ocho. Tiene cinco pies, seis pulgadas de estatura; es flaco y pálido; el rostro alargado ofrece todos los síntomas de la inquietud, de la ansiedad y hasta podría agregarse del desaliento y la desesperación.” … “Todo su aspecto apenas si respondía a la idea que yo me había formado del jefe de los independientes. En medio de la pieza estaba suspendida una hamaca sobre la cual Bolívar tan pronto se sentaba cono se acostaba o inclinaba mientras yo estaba hablando, porque raramente se mantenía dos minutos en la misma posición.”…

Bolívar según el cura realista José A. de Torres y Peña
(1816)

.. “el otro mozo
con aspecto feroz, amulatado,
de pelo negro y muy castaño el bozo;
inquieto siempre y muy afeminado,
delgado el cuerpo, y de aire fastidioso,
torpe de lengua, el tono muy grosero,
y de mirar turbado y altanero”

Pero no son solamente las facciones las que no concuerdan con el personaje tantas veces descrito y retratado sino también las proporciones del rostro. Según la descripción numero 15 del Vitrubio de Da’ Vinci “La distancia de la barbilla al principio de la nariz es un tercio de la longitud de la cara”

Esta regla se cumple prácticamente en cualquier tipo de rostro.

  

  

Incluyendo el de Chávez.

Menos en el nuevo rostro de Bolívar

donde se ve claramente que el principio de la nariz de abajo hacia arriba está casi a la mitad del rostro lo que sumado a la apariencia hinchada hacen ver los ojos mas pequeños y unidos dándole una apariencia poco humana, casi neandertalezca.

Pero esta composición hoy titulada oficialmente como “El verdadero rostro de Bolívar” fue el resultado de un arduo trabajo que duró mas de un año y llevado a cabo por un equipo de expertos en diversas áreas científicas encabezados por la Dra. Lourdes Pérez, Antropóloga Forense, Dra. Carmen Julieta Centeno, Directora Nacional de Ciencias Forenses del Cicpc, Maribel Yoris, Radióloga del Cicpc, Sonia Viso, Odontóloga Forense del Cicpc. Maritza Garaicochea, Antropóloga Física, Dra. Livia Muñoz, Antropóloga Forense MP. Eduardo Laya, Físico Medico, Yanuacelis Cruz, Patóloga Forense, y Phillippe Froesch, Artista Plástico especialista en la representación artística clásica de la anatomía humana en Visual Forensic, Barcelona, España. Este último fue el encargado de darle vida al cráneo de Bolívar usando toda la información aportada por el grupo multidisciplinario de especialistas venezolanos y la ultima tecnología en procesamiento de gráficos en 3D. Entonces porque es tan diferente, porque luce poco humano, será que hicieron mal el trabajo o lo cambiaron a propósito, será que esos restos son de otra persona.

Hagamos un análisis al trabajo realizado por estos especialistas con toda la información disponible (que no es mucha) sobre lo que creemos son los restos de Bolívar y el tratamiento que le dieron, el objeto de este análisis no es para estar en contra del proceso revolucionario que se esta llevando a cabo ni con el Gobierno Bolivariano ni con el comandante Hugo Chávez, no tiene nada que ver con las estupideces que se han dicho en otros foros (de oposición), este no es un análisis político en todo caso la objeción seria solo con este caso en particular. El objeto de este análisis es el de localizar errores y tratar de responder porque el resultado fue tan polémico, porque este rostro es tan diferente al Bolívar que conocíamos. Agradecería a todo aquel que en su escasa comprensión científica pretenda demostrar ser el mas “revolucionario” o el mas “chavista” defendiendo este nuevo rostro por favor abstenerse de hacer comentarios viscerales y paranoicos que no por hacer criticas se deja de ser revolucionario.

Todo comenzó hace ya 2 años con la exhumación de los restos que pensamos son los de nuestro Libertador, para mi esta noticia me llenó de mucha emoción, el solo pensar en todos los estudios que podían hacerse sobre el hombre mas grandioso de América, rogaba que se le hiciera una reconstrucción de su rostro (aunque jamás pensé que cualquier resultado seria anunciado como “el verdadero rostro de Bolívar”) Lo mejor de todo fue el detalle de la bandera cosida a mano por personas de todo el país. El primer estudio que se le hizo fue el de su ADN pero solamente se contaba con 3 ejemplares el de Simón y el de sus dos hermanas Juana y María Antonia esta ultima la mayor y lo mas esperado era que hubiera coincidencias entre los tres ejemplares pero no fue así. Los resultados de las pruebas genéticas fueron dados a conocer luego de un año donde se verificó que había coincidencias entre Bolívar y María Antonia pero no con Juana aun así se anunció a priori que esa sola coincidencia y que por tratarse de un varón caucásico de 40 a 50 años de edad mas los indicios de largas cabalgatas bastaban para asegurar que se trataba del padre de la patria saltándose partes esenciales de la metodología científica pues lo único que era comprobable era que teníamos los restos de un hombre varón adulto que cabalgaba ( en aquella época el caballo y la carreta eran los únicos medios de transporte terrestre) con parentescos con una de las mujeres de la bóveda de la familia Bolívar en la Catedral de Caracas y que esta había sido profanada y cambiados los restos de una de sus hermanas por otra persona, de allí son muchas las hipótesis que pueden salir como por ejemplo si cambiaron un cadáver pudieron haber cambiado otros incluyendo el de Bolívar que estuvo allí desde 1842 hasta 1876.

CONTINUARÁ…

 

 

 

FUENTE | APORREALOS.COM | PROFMARCOS

OMAR CRUZ Y EL ROSTRO DE BOLIVAR… o la amenaza de una demanda…



“La buena estructura de una empresa no garantizará siempre los mejores resultados, sobre todo si se parten de datos erróneos… Así la mejor empresa va directo al fracaso.”

Interpretación de
Omar Cruz
Por J.W. de Wekker Vegas.
La imagen del Libertador Simón Bolívar, que adorna el comienzo de este escrito, es la representación del Camarada y buen amigo Omar Cruz. La misma es la percepción de un artista tomando como base la presentada en días atrás por el presidente Chávez y que a todas luces le fue entregada por una firma encargada del trabajo de reconstrucción y efectuado –aparentemente- por un Sr. Philippe Froeschquién se abroga la “propiedad intelectual” y amenaza con demandar a Omar Cruz  por no-se-que derechos sobre esa propiedad intelectual.
Los que me conocen saben que llevo más de 45 años de mi vida estudiando la figura del Libertador, y en mi página WEB “Simón Bolívar, el hombre” -hoy fuera del ciberespacio- escribí varios artículos sobre el tema…Para mi muy humilde opinión hay tres retratos, en diferentes épocas de su vida, que pueden configurar una aproximación de lo que debió haber sido el rostro de Bolívar al momento de su muerte. A saber:

Anónimo-Madrid
1800
Anónimo-Haití
1816
J-Yanez
1821
El primero, por ser a un niño, en ese momento solo era un indiano con dinero por lo cual el retratista no debió haberlo mejorado mucho, y los otros dos, según los personajes que conocieron a Simón Bolívar se les parecía bastante…Pues bien, los tres retratos concuerdan con la reconstrucción artística de Omar Cruz.

Por esta razón pienso que esta reconstrucción debería ser reconsiderada y/o acometida por otras fuentes, que no sean las actualmente involucradas, ante la posibilidad que los resultados del trabajo se presten a dudas.
¿Por qué afirmo esto?… Pues bien, las reconstrucciones faciales vienen haciéndose desde los principios del Siglo XX, ya en 1902-3 se hacen las primeras comparaciones de cráneos contra fotografías para determinar la identidad forense de los sujetos… Luego se pasa a la técnica de la escultura manual con yeso o plastilina y más recientemente a la reconstrucción tridimensional computarizada.Uno de los programas más recientes, ha sido lanzado, acá en Europa,  por la  Universidad Politécnica de Madrid y se denomina “Proyecto Cráneo” y permite automatizar la reconstrucción de rostros a partir de restos óseos…

Ahora bien, los que entendemos un poco de computación sabemos que los resultados de todos los programas dependerá tan solo de la habilidad que se tenga para introducirle los datos, y la confiabilidad de los mismos…Pero lo que resulta más importante es la comparación de los resultados con la realidad… Ya que existen intangibles, los cuales después de ciento ochenta años, hacen que  un cráneo no nos diga nunca toda la verdad. No nos dirá que tan flácidos eran los carrillos o que tanto colgaba la papada o la quijada, o el tamaño del pabellón de las orejas, como abultaban o no abajo de los ojos, o simplemente de qué color eran realmente los mismos o como se distribuía el pelo en la cara…

En fin, una serie de detalles que dejan mucho a la interpretación y dan un margen de error. Y acá no nombramos aquellos que podrían resultar de la pureza o  no, de las mezclas de razas que se tomaron en cuenta y que tanto influenciaba la una sobre la otra. Me refiero a lo que se ha dado por llamar “El Nudo de Marín”, muy comentado en nuestra historia y la infliencia del mismo en la real figura del Libertador…

Interpretación del
Sr.Philippe Froesch
Para concluir, la visión tridimensional computarizada del cráneo del Libertador ya está disponible; se me ocurre que bien se podría enviar la misma, por separado, a tres o cuatro universidades u organismos de investigación forense para tener segundas opiniones, y así tener la seguridad de que el señor Philippe Froesch efectuó bien el trabajo que le encomendaron. Ya que esa amenaza de demanda hace nacer las dudas de que él mismo dude de sus propios resultados.
Otras cosas se han visto,
Nos vemos en las teclas,JotaDobleVe@GMail.Com

NOTA ADICIONAL:

En días pasados, el artista, camarada y amigo Omar Cruz hace público el diagrama que se muestra abajo, titulándolo:

DERECHO A DUDA, solicito una segunda
y hasta tercera reconstrucción.

 
 
Si se observa con detalle la reconstrucción del Sr.Philippe Froesch no se requiere ser un especialista en la materia para reconocer los múltiples gazapos en que ocurrió este señor.
Quien lleva este Blog, y con todo el respeto a lo expresado por el Sr. Presidente Hugo Rafael Chávez Frías se atrevería a solicitar, a quienes asesoran a la Presidencia es estos asuntos, se sirvan recomendarle que ordene nuevas reconstrucciones, en otras fuentes, ya que el resultado obtenido por la compañía usada -a todas luces- pareciera ser poco confiable.Nos vemos en las teclas,

Autor del nuevo rostro de Simón Bolívar solicita a Omar Cruz no usar su reconstrucción


Por: Omar Cruz | Jueves, 09/08/2012 06:32 PM

“Hola Omar, soy el autor de la reconstrucción facial de Bolívar. Te pido retirar tu interpretación de la imagen oficial. Estas infringiendo la ley de propiedad intelectual al no pedirme autorización sobre su modificación y difusión. Espero entiendes esta petición. Saludos”. Philippe Froesch 


Mi lema existencia es y será siempre “EL ARTE ES LA RELACIÓN DIRECTA CON LA VIDA”… Saludos desde la tierra independiente, revolucionaria, socialista, soberana y libre del Libertador Simón Bolívar para Philippe Froesch, quien me pide que retire de mi facebook personal una interpretación que hice del rostro que el Comandante Presidente develó el pasado 24 de julio de 2012. Confieso que a medida que iba leyendo tu “petición” sentía una especie de sorpresa repulsiva, y nada personal sino que me parecía que alguien me estaba prohibiendo “usar” a mi propio Libertador Simón Bolívar, a mi propio padre. No se si después del 24 de julio de 2012 ahora hay que pedirle permiso a Philippe Froesch para usar el rostro de un hombre que le pertenece no solo a la República Bolivariana de Venezuela, sino a todo el planeta tierra y más allá. La BBC de Londres por cierto lo eligió como “el Americano más prominente del siglo 19″. El hombre Universal! Y no solo eso, en lo personal Simón Bolívar es un ser que vino desde otras galaxias para liberarnos, algo así como un ángel o algo por el estilo.

Será que no entiendo aún que  Philippe Froesch o un grupo de personas son los dueños “oficiales” del Libertador imagen, Libertador rostro. Yo, al igual que muchos venezolanos aún no digerimos lo que tú llamas “la imagen oficial” porque crecimos con las imágenes de José Gil de Castro, de Tito Salas, de Martín Tovar y Tovar  y de tantos artistas que ahora pareciera que sus obras no tienen ningún sentido y que deben ser sustituidas por la “reconstrucción facial oficial de Philippe Froesch”.

Dices que “estoy infringiendo la ley de propiedad intelectual” porque no te he pedido permiso para interpretar a Bolívar de la manera artística como yo lo siento en mis entrañas, en mi alma, en mis venas, en mi corazón, en mi conciencia y en mi forma de vida. Quien te escribe lleva todos los años de su vida artística pintando, escribiendo, dibujando, leyendo, estudiando y sintiendo a Bolívar, por eso me refería anteriormente a que no podía dejar de sentir repulsión al leer tu solicitud, porque no se trata de cualquier cosa, se trata de Simón Bolívar! No sabía Philippe Froesch, que ahora cada vez que se vaya a usar “tu reconstrucción facial oficial” las venezolanas y venezolanos tenemos que pedirte autorización. Lo que tú hiciste también fue una “interpretación” de algo existente. No te pertenece el cráneo del Libertador, incluso ya no te pertenece esa misma imagen que hiciste pues nos fue regalada por nuestro Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías un 24 de julio. Esa imagen es del pueblo y para el pueblo.

Ojalá hayas hecho la misma solicitud de retirar las imágenes que han hecho miserables de oficio donde usan “tu reconstrucción facial oficial” para mofarse del Padre de la Patria. Yo sin mezquindad alguna interpreté “tu reconstrucción facial oficial” basándome en la historia, en Daniel Florencio O’Leary, en José Palacios, en Manuela Sáenz, en Antonio José de Sucre, en José Gil de Castro, entre otros. Mi interpretación no tiene fines comerciales ni perversos. No pretendo descalificar tu excelente trabajo, ni usar tu talento para compensar el mío, es una interpretación como reiteradas veces lo he dicho y creo estar en mi derecho como artista. Ese mismo derecho que te da la ciencia para interpretar a Bolívar gracias a la tecnología del 3D, pero tampoco soy un artista que se conforma con las imágenes impuestas o establecidas en el mundo. Tengo mi talento propio y no uso de mala fe lo que tú y tu equipo magistralmente hicieron. El arte nos permite dar una visión de la vida muy lejana a la realidad, la ciencia puede que no. Yo soy un artista que vive permanentemente innovando para dejarle algo a la humanidad y para lograrlo me esfuerzo todos los días. De hecho para el Bicentenario de nuestra Independencia realicé un rostro hiperrealista de nuestro Libertador Simón Bolívar el cual fue muchas veces usado sin mi autorización y yo jamás le pedí a nadie que lo retirara o dejara de usar. Yo escribo, dibujo y pinto para un pueblo y son ellos y ellas quienes sabrán qué hacer con mi trabajo, yo solo cumplo con tratar de darle al mundo lo mejor de mí y ese es un compromiso de vida que tengo con el Libertador Simón Bolívar quien dio tanto por nosotros.

Simón Bolívar es universal, no le pertenece a nadie en particular, por más “oficial” que pretendan colocarlo. Bolívar anda con nosotros en nuestra alma, en nuestro cuerpo, en nuestro espíritu y en nuestros actos y no colgado en un cuadro o en estatua “que cagan las palomas”. Simón Bolívar se respeta! y yo no lo irespeto porque haga una interpretación de “tu reconstrucción facial oficial”. Soy artista, no científico, por eso me atrevo incluso a escribirte estas líneas porque el arte es la relación directa con la vida, y si la vida tiene destinada para mi la sanción de cárcel o multa por interpretar de esta manera al Libertador bienvenida será, siempre y cuando se aplique con esa justicia que nos enseñó nuestro Libertador Simón Bolívar.

No retiraré la interpretación que hice de la reconstrucción oficial que el Estado venezolano te pagó mi apreciado Philippe, y espero que tú también me entiendas. Si en realidad es una imagen oficial e intocable, esperaré entonces a que el Gobierno Bolivariano sea quien me mande a retirar mi interpretación. Bolívar es de todos, para todos y da para todo. Yo ese trabajo lo hubiera hecho gratis y con todo mi amor y profesionalismo. Lejos estaré siempre de prohibirle a alguien el buen uso de nuestros símbolos patrios y en primera fila estaré siempre para defenderlos.

“Con la verdad ni ofendo ni temo”. Sentado y en calma he esperado siempre los desginios de la vida y si he de morir por lo que creo y amo dispuesto estoy a morir de pie, libre y digno de mí mismo.

 

FUENTE | APORREA.ORG | OMAR CRUZ

Bolívar también tenía una verruga


Muchas de las personas que conocieron y compartieron episodios de su vida con El Libertador, se atrevieron a describir cómo era, entre ellos encontramos a su edecán, Daniel Florencio O’leary; al militar, Agustín Codazzi; y al diplomático y pintor inglés Sir Robert Ker Porter.

“La frente del general Bolívar era muy alta pero no extraordinariamente ancha. Tenía muchas arrugas. Sus cejas eran espesas, pero bien formadas; sus ojos eran oscuros y penetrantes; su nariz larga y fina. En el centro de ella tenía una pequeña excrecencia imperceptible hasta el año 1820, cuando le causó alguna intranquilidad, pero ésta le pasó porque la verruga no creció. Sus pómulos eran sobresalientes, sus mejillas hundidas desde que lo conocí (mayo de 1818). Su boca era fea, siendo sus labios gruesos, el superior saliente: Sus dientes eran regulares, blancos y hermosos. Tenía particular cuidado de ellos. Los huesos de sus mandíbulas y mentón eran largos. Sus orejas eran grandes. Sus cabellos en 1818–19–20–21, que usaba largo (hasta que comenzó a tornarse gris, en 1822, era extremadamente negro y crespo. Sus patillas y bigotes eran ligeramente claros. El bigote lo afeitó en Potosí el año de 1825. Era de mi misma estatura. No sé cual será en la actualidad, entre 5, 6 y 5, 7, en medidas inglesas. Su pecho era estrecho y toda su figura delgada, particularmente sus piernas. Su piel era oscura y áspera, sus manos y pies admirablemente pequeños y bonitos”. O’leary. Memorias sueltas, Biblioteca de la Sociedad Bolivariana de Venezuela, Clásicos Bolivarianos n°3. Caracas 1988, P. 72.

“Este guerrero que hasta ahora ha seguido las huellas del alto Washington y que hoy día ha superado sus gloriosas empresas; este gran capitán, no sólo libertador del propio país sino también conquistador y pacificador de Perú, es pequeño de estatura, de constitución delicada, de piel curtida pero pálida; tiene la nariz aguileña, cabellos negros con patillas y bigotes larguísimos, ojos vivaces y negros, frente alta y una fisionomía más bien altiva”. Codazzi. Memorias (a cargo de M. Vannini). Caracas. 1979, p. 159

“El (Bolívar) es una persona poco flacucha, y con un semblante estrecho, largo, melancólico, pero enérgico, plácido, de vez en cuando con asomo de irritación en los ojos y los labios. Tiene 44 años de edad, pero aparenta diez más debido al clima, preocupaciones públicas y la carga del bienestar del Nuevo Mundo que por tan largo tiempo ha pesado sobre sus hombros”. Fundación John Boulton. Archivo Sir Robert Ker Porter (1825-1830). Carta de Robert K. Porter a Jane Porter Legajo 02, Folio 001. Caracas 24-01-1827.